Manuel Saavedra, a pesar de que de momento no es una de las personas digamos “conocidas” dentro del misterio, sin duda, su aportación hasta ahora requiere nuestra atención.
A parte de estar considerado como uno de mis amigos personales, Manuel destaca por su seriedad en el trabajo parapsicológico y del misterio los cuales  sin duda requieren dignificación y seriedad.  Manuel aparece como persona que aporta elementos importantes y a veces olvidados, seguramente por que para ello es necesario la preparación en la que está versado Manuel.
Filosofía y metodología  de la parasicología, pero sobre todo la parte más científica, sin descartar ninguna posibilidad, son los atributos más importantes a mí juicio de Manuel.
Convencido de la necesidad de una metodología en la investigación, una seriedad y sobre todo el decir  las cosas claras, admitir la posibilidad cuando esta exista pero descartar los temas que tan solo aportan morbo, sensacionalismo o simplemente mentira.

Es necesario en el mundo del misterio, personas con conocimiento y formación a nivel académico, como Manuel.
He tenido la oportunidad de realizar experimentaciones de campo con Manuel, como la realizada en una ermita con la participación de una veintena de jóvenes universitarios, nuestra función, la experimentación guiada de una de las prácticas más conocidas y a la vez menos conocida, como es la ouija, en colaboración con el departamento de parapsicología de  la UB de Barcelona.
Colaborador en diferentes medios, como el programa radiofónico que dirijo, Enigma03 y otros.
Estoy convencido de que en un futuro estrecharemos lazos de trabajo, pues es muy necesaria su aportación en un mundo necesitado de personas con preparación como él.

Fran Recio. (15-8-2011)