Alerta OVNI “A través del Cristal 2010”

El pasado 25 de junio se celebraba un año más la alerta OVNI “A través del Cristal” coordinada por mí buen amigo Antonio Porrero desde Sevilla, quien ya lleva más de 14 años frente a los micrófonos de la radio.
La ACEP, Asociació Catalana de Estudis Paracientífics se unía al evento coordinando un punto de observación en el que puede considerarse el lugar con más misterio de Catalunya, La Mussara, un pueblo abandonado que se alza a más de 1100 metros de altitud y es cuna de numerosas leyendas así como de fenómenos paranormales comprobados, sin descartar en absoluto los avistamientos OVNI y encuentros con humanoides, precisamente por esto, decidimos pasar la noche allí, observando los cielos en busca de alguna posible alerta
.
Desde que Antonio José Alés celebrara por primera vez una alerta OVNI coordinada desde la radio, hemos sido muchos los que nos hemos unido a estas iniciativas, pero ciertamente una alerta OVNI va mucho más allá de “la caza de objetos volantes no identificados” la principal idea es pasar unas horas de velada entre amigos, donde el tema principal es el misterio. El fenómeno OVNI es muy probable que sea una experiencia de índole personal, sin embargo en numerosas ocasiones se han dejado ver por la multitud.

Llegábamos sobre las 8 de la tarde a La Mussara, primeramente la cena de rigor a base de buenas “torradas” y buen vino, para terminar con los cafés, tal y como está mandado, nuestro refrigerio cena lo tomamos en el refugio cercano al pueblo abandonado.
Sobre las 9 de la noche montábamos el equipo justo en la explanada de delante de la iglesia de La Mussara, compuesto por Telescopio para la observación del cielo, ordenador con programas astronómicos para en todo momento poder identificar cualquier objeto celeste conocido, así como saber la trayectoria y horario de los satélites artificiales, equipo de audio compuesto por Mini Disc, mezclador profesional Yamaha y micrófonos, equipo receptor multi banda con frecuencia aérea para estar al tanto de posibles transmisiones de aviones, linternas, brújulas, cámaras fotográficas y de video con visión nocturna y todo ello alimentado con batería conectada a un convertidor a 220V con el fin de tener el necesario suministro eléctrico durante toda la velada.

Pasaron las horas entre conversaciones ufológicas y de misterio.

 

Alerta a las 12:30  de la madrugada, a nuestra izquierda una luminaria de color entre verdoso y azulado sería vista por Iván y por Amanda, no podemos asegurar que se tratase de un OVNI, aunque si por ello entendemos objeto volante no identificado, concordaría con esta descripción, inmediatamente intentamos identificar lo visto en el programa informático, al parecer un cometa durante la noche sería visible, sin embargo no desde nuestra posición y menos aun contando con un cielo parcialmente tapado por las nubes.

En la explanada nos reunimos un grupo formado por: Manuel Saavedra, Ana María Vidal, Eva, Amanda, Raúl, Mary, Edu, Iván y un servidor, decir que todos empezamos y todos nos quedamos hasta el final.

Las horas transcurrieron sin más alertas, aunque como he dicho al principio, una alerta va mucho más allá de la intención de ver OVNIS.
Nuestro compañero y coordinador del evento, Don Antonio Porrero se comunicaría con nosotros vía telefónica a pesar de que la cobertura en el lugar era bastante pésima. Otros puntos como el de Sant Boi coordinado por Marisol Roldán estarían también atentos a los cielos.

Sobre las 3 de la madrugada dos autocares harían acto de presencia en el lugar, ya que esa misma noche se celebraba una caminada nocturna hasta La Mussara, dado el ruido que sin duda se haría, decidimos desmontar la parada para montarla en una explanada junto a la entrada del camino que va hacia el Pueblo, café y refrigerios nos harían quedar hasta casi el amanecer, momento en el que dimos por finalizada la alerta.

Una muy grata velada en muy buena compañía, un gran evento coordinado por un gran profesional y con seguimiento en diferentes lugares, una velada entre amigos del misterio que esperemos se vuelva a celebrar el año que viene.

Gracias a todos, a los que estuvisteis en nuestro punto de observación, a todos los que estuvieron en otros y a los que no vinieron pero que estaban en espíritu con nosotros.

Fran Recio. (28-6-2010)