X Edición de la Noche de Brujas en Altafulla.

No son pocos los pueblos de Catalunya con tradición brujeríl, dólmenes donde según la leyenda las brujas danzan y copulan con el Macho Cabrío haciendo aparecer el rayo y la tormenta, ermitas abandonadas que en su día repicaron sus campanas para ahuyentar alas inefables brujas, muchos de estos enclaves celebran hoy día fiestas en honor de las “bruixes” muchas de ellas, de hecho la mayoría, sentenciadas a la horca o a la hoguera por el dedo acusador de la inquisición sin defensa posible. Muchos de estos pueblos, en la actualidad quieren de alguna manera reconciliarse con aquellas brujas y brujos, celebrando fiestas en su honor.
Siempre me he sentido atraído por estas mujeres sabias, e incluso por las que realizaban conjuros y rituales, de hecho siempre que tengo ocasión me acerco hasta los pueblos en donde se celebran fiestas brujeriles. En esta ocasión, acompañado por Eva nos adentramos en un pequeño, pero precioso pueblo de la provincia de Tarragona, el cual debe sus orígenes a la época medieval, Altafulla.
Según se cuenta las brujas habitaban en la parte alta del pueblo, donde se encuentra curiosamente la iglesia, dedicada a Sant Martí y que data de 1705, una iglesia maltrecha por la guerra civil Española, pero que en la actualidad y ya restaurada aún conserva su estilo barroco.
El Castillo de Altafulla aun restaurado conserva  partes originales, se encuentra en buen estado y ha sido restaurado a partir de unos planos del siglo XV.

Durante esta fiesta en honor de las brujas, podemos asistir a un típico mercado medieval, donde destacan productos esotéricos y una gran cantidad de puestos de venta de “pitanza” así como bebidas afrodisíacas y las más clásicas.

Por entre sus calles podemos ver gnomos, cuenta cuentos para los más pequeños, “cercavilas” con bailes de “bruixes i bruixots” trovadores y música tradicional recorren las calles de esta pequeña localidad.

Queimada y conjuro.

Firma de libros a cargo del incansable investigador: Miguel Aracil.

Espectáculo de “corre foc” con el gato de fuego, bajada a la Plya y baño popular a la luz de la luna llena.
Una fiesta a la que volveremos a asistir!
Quisiera dar las gracias a Miguel Aracil por su estrechón de manos en este evento y por la firma de su última obra literaria, “Guía Práctica de la Catalunya Catara y Templaria” un reconocido investigador del misterio y de los enigmas de Catalunya.

Se cuenta que en esta gruta habitó la última bruja de Altafulla.

Fran Recio (5-7-2010)