El pasado viernes día 3 de diciembre del 2010, Jesús Ávila Granados, escritor y periodista, presentaba en la biblioteca municipal de Gandesa, capital de la Terra Alta, su obra literaria “Templers a les Terres de L´Ebre” y el mismo libro en castellano “Templarios en las Tierras del Ebro”
Un evento introducido por Aureli Monge, estudioso del tema templario, guía del castillo de Miravet y propietario de “Lo Racó Del Temple”

 

Durante la charla, amena en todo momento y apoyada mediante la proyección de diapositivas, se dio buena cuenta de la importancia de los Templarios, de cómo fueron capaces de hacer convivir en armonía las diferentes religiones, a modo de resumen y según una pregunta del público, Jesús nos comenta los tres valores o características principales de los templarios.


“El diálogo intercultural”  algo que nos falta y mucho hoy en día, judíos, cristianos y musulmanes, mezquitas, sinagogas e iglesias no se molestaban y esto fue debido a que las máximas autoridades dedicadas a la protección y bien estar de la gente, eran los templarios, quienes en todo momento eran respetuosos con las diferentes creencias.


“El deseo de aprender” Los templarios albergaban médicos, eran los conocedores de las técnicas del vidrio, los alquimistas y conocedores de  toda una larga serie de disciplinas para el beneficio no solo de ellos si no de toda la sociedad.

“Ser firmes a unas convicciones” Fueron capaces de dar su sangre por unos valores, por que al igual que Cristo Murió en la cruz, ellos también murieron en Miravet, en Monzón, en Cantavieja y en Jerez de los Caballeros, una sangre que no debe haber sido derramada en vano, por que fueron parte de una civilización, a la que si hubieran dejado, el cauce de la historia  habría sido cambiado sin duda alguna.

Jesús nos presenta una guía Templaria excepcional, con centenares de datos, explicaciones y una fotografía en color que introduce al lector en los enigmas templarios, por que los enclaves templarios en España y concretamente en Miravet, fueron de suma importancia.
Al final de la exposición, Jesús y Aureli respondieron a las cuestiones de los asistentes, más tarde se obsequiaría a los asistentes con un tente en pié y vino típico de Gandesa.

Felicitar expresamente a mí buen amigo Jesús Ávila Granados, así como a Aureli, quienes nos deleitaron con la historia de los Templarios.

Fran Recio (6-12-2010)

Otro link sobre el evento: http://laviaaugusta.blogspot.com/2010/12/jesus-avila-granados-gandesa.html