Mensaje Navideño.

Un año más que termina y un nuevo año se acerca. Como en ocasiones anteriores quiero desearos a todos, todo lo mejor.
Esperemos que los tiempos tumultuosos en el misterio se calmen, después de la tormenta siempre brilla el sol, y es hora de hacer balance de lo acontecido.
Por mí parte jamás renegaré de una mano amiga, aquella que fue tendida invitándonos a programas de televisión, y ahora que la tele se fue, aquellos “amigos” reniegan de esa mano, más yo quedaré agradecido.
Un año nuevo de grandes expectativas, atrás quedaron otros proyectos, de los cuales solo queda el color grisáceo de las cenizas, aquellos que parecían gloria y acabaron en engaño.
Queremos arrancar con nuevos trabajos en la ACEP, con nuevas propuestas e investigaciones, televisión, radio y periodismo del misterio son retos a continuar, pero muy probablemente haya llegado el momento en el que de verdad y con esfuerzo haya que innovar, a pesar de que no guste, no quejarnos y criticar, si no auto preguntarnos ¿Qué aporto yo al misterio? Algunos de mis proyectos no pueden contarse, ya que cual semilla, están plantados y necesitan de riego y de su tiempo para que crezcan y florezcan.
Un nuevo año de enigmas, de caminos nuevos, de dejar temas y asociaciones para poder albergar lo nuevo.
Un año que comenzó conociendo a Eva, un año en el que Enigma03 Radio se consagra con su segunda temporada entre los programas de misterio presentados en catalán, un esfuerzo que empezó en solitario para ahora deberse a los miembros del equipo, más allá de egos y falsos protagonismos, un programa que se debe a su audiencia y que es meritorio del equipo, pero mucho más aun de sus colaboradores, un camino que continuará en el 2011.
Pero quiero principalmente investigar, eso que tanto falta en estos tiempos, en los que los investigadores parecen “hombres orquesta” sin definirse en una u otra dirección, interesándose en su mayor parte por darse a conocer y hablar de todo, hasta de lo que se desconoce.
Seguro que muchos caerán de su propio caballo llamado “Ego” pero los que de verdad amamos este mundo seguiremos estando ahí, “En la brecha del Misterio”

Felices Fiestas y Muy Feliz año.
Para los que me quieren mal, que les vaya muy bien, así se olvidarán de mí.
Feliz año 2011.

Fran Recio (23-12-2010)