Este 11 de enero ha sido especial, a pesar de que por motivos laborales no pude quedarme hasta el final del encuentro, ciertamente siempre es regocijante el encontrarse con amigos, apasionados por el misterio.
La tertulia sobre temas afines a los 11 en Montserrat y sobre misterio se dieron de forma excelente, ya a pie de la explanada en el hotel Bruc, en donde como ya es habitual conversamos amigos tan especiales como Jaume, María o en esta ocasión con Carlos Mesa, periodista e investigador de lo insólito, viajero incansable y buen amigo, quien en esta ocasión se desplazó hasta el lugar.
Como en tantas ocasiones, insistir en que estos encuentros van mucho más allá de la “caza de OVNIs” evidentemente un gran reclamo para la prensa quienes ya se han hecho eco en numerosas ocasiones sobre lo que acontece en estas reuniones. y como no para determinadas personas con ganas de burla, sobre las cuales no escribiré ni una sola línea, estos encuentros son para el intercambio de inquietudes referentes a un tema que cada vez tiene  más peso y despierta más interés en nuestra sociedad, y como no, un buen momento para la amistad.
Fran Recio (25-1-2011)

MEJORA
La Explanada de los Avistamientos OVNI, está más dignificada por cada vez mejor construida. Me considero en grado de poder manifestar en nombre de todos sus asiduos, el reconocimiento agradecido a quienes han autorizado la obra y el sufragio, así como  a sus realizadores materiales por su esmerado empeño prolongado durante meses. Merced a quienes, muchas rocas, dramáticamente desprendidas, permanecen en la propia montaña, ahora al norte y bien dispuestas en una digna aplicación.

Bellamente ensambladas, sustentan con fuerza propia de castellers, la misma tierra que se les adhirió durante siglos, apelmazada por multitudes renovadas de personas que sobre la misma, cual un ara, periódicamente alzan  su mirada vigilante al cielo en pos de luces. esclarecedoras de acuciantes incógnitas humanas.

Cada vez más alta y depurada,  correspondiente de pleno pues, a esta secular egrégora natural que irradia espiritualidad al Mundo. El Enclave OVNI Montserrat, es el Castillo del Grial, y la montaña símbolo de Cataluña.

SEÑALES
Una bella luna alumbra por el oeste pero no molesta. Los adelantados observantes, que ya llenan el lugar a rebosar, describen contentos la visión de un vivo trazo rojo en aproximación cercana al mismo, de unos veinticinco grados, horizontal entre dos destacadas estrellas  brillantes sobre la vertiente Noreste del macizo,.

Hablando de confirmaciones de ELLOS, nuevamente con otro trazo, nos señalan Montserrat descendiendo hacia la misma, ahora de plateado y en oblicuo pos su parte Noroeste.

Al explicar las notables aclaraciones sobre su control y advertencias acerca de lo nuclear que manejamos. Por el mismo espacio al que me refería del 11/5/2008, justo por donde en dicha ocasión se desplazaron en ambas direcciones por tres veces, vuelven a realizar un trazo blancuzco. A criterio de un joven, tenue y por ello confundible con un meteorito, a lo que replico diciendo que dicha duda es comprensible, pero ELLOS la pueden despejar, incrementando su luminosidad en una mayor aproximación.  Al momento lo hacen de plateado y tan convincentemente, que tras  el clamor de admiración y sorpresa, despejada ya la duda, no se oyen mas objeciones.

Luego se presenta como Juan, quien sobre una roca a la derecha de la mía, alcanzada hundiendo las piernas hasta  la rodilla, el 11/3/2010 estuvo de cara al resto de los presentes. Cuando ELLOS confirmaron que inspiran y respaldan al carismático Presidente de los Estados Unidos de América: Barack Hussein Obama.

Al chocarle amistosamente la mano con chasquido, previo amplio arco con el brazo, para significar mi satisfacción por el rencuentro tras tan memorable experiencia. Como si de un fulminante activador de un disparo se tratara. Surge  un gran trazo plateado descendiente hacia el Oeste. con Orión de fondo. Provocando tanto entusiasmo, que debo callar, pues los comentarios a voz en grito son tan unánimes  y prolongados, que no puedo ni debo menguarlos, tratando de seguir hablando.

Ya cercanos a las tres de la madrugada, varios que oteamos por sobre San Jerónimo vemos un raudo y discreto trazo blanco fluorescente que señala Barcelona, y que interpreto como de final para concluir, lo cual hacemos

TAREA
Entre luces de los vehículos arrancando, reconozco a un perfecto racionalista, gesticulando dramáticamente para encajar  lo visto, con su rechazo previo y persistente durante toda la noche, buscando adeptos. Le comprendo y lo siento pues parece buena persona y  la gente que le escuchaba deja de hacerlo, dado que se va. Son nuevos testimonios que se alejan, portando en su memoria  lo referido, para meditarlo a solas y en calma, libres de influencias interpretativas. Usando algo tan efectivo como su visión interna  según acertada afirmación de un cineasta y reportero del mes pasado. A juzgar por una inmediata y categórica señal de ELLOS en el cielo que refrendó su frase y ahora recuerdo. Para poder cada cual encontrar la propia verdad, en silencio, sin premuras ni preconceptos.

Luís José Grífol