11-10-2009 Trazos confirmadores.

Lamentablemente para mí este pasado 11 no acudí a la cita en Montserrat, me encontraba en Sevilla en el simposio organizado por la asociación cultural Galileo Einstein, sin embargo esa misma noche algunos ponentes y otras personas nos desplazamos hasta lo alto de un cerro en Sevilla con la intención de observar el cielo, sin ser testigos de nada anómalo pero con parte de mí corazón esa madrugada en Montserrat.
La ilusión me aborda cada vez que recibo mails acerca de los 11 en Montserrat y doy cuenta de ellos a mí buen amigo Luís José Grifol, quien este pasado viernes aparecia en Canal Cuatro TV comentando sobre ufología, sin duda este fenómeno de Montserrat y los 11 cada día interesa más, no hay duda de que la ufología es un tema de suma importancia.
En el primer programa de Radio Enigma 03 dirigido por un servidor podéis escuchar las palabras de Lúis en una de las reuniones 11. http://franrecio.com/enigma03.html

El presente escrito son las conclusiones y la narración de la propia mano de Luís José Grifol, un contactado.
Fran Recio (18-10-2009)

11/10/2009 Domingo Montserrat.

EN VÍSPERAS DEL 11/11

El semblante de todos cambia con el paso del tiempo, baste ver informativos retro para constatarlo. Lo que hoy parece inalterable pronto deja de serlo. Igual que muchos pronunciamientos considerados incontrovertibles, hoy reconocidos como flagrantes errores del pasado.

La estructura de Montserrat  también,  aunque nos parezca impertérrita, dada su pausada latencia de inconcebible vejez.  Su silueta  resquebrajada  por  frío y calor  redondeada por el relamido de lluvia y viento Imaginado por la sierra de los Ángeles como se canta poéticamente en el Virolai, con letra de Verdaguer. Aunque ciertamente, estos Ángeles Extraterrestres, materializados descienden  lucientes desde muy alto sobre la misma y en aparente complacencia se desplazan raudos sobre y entre sus peñascos, tal como los hemos podido ver en muchas memorables ocasiones.

Nadie se altere ante su mole pues no nos pertenece. Infinidad de seres a quienes sirvió para mirar al cielo, ya desencarnaron, aunque no nos deprimamos porque Los Señores del Cielo manifiestan reiteradamente saber donde están sus Espíritus.

La tierra y rocas de los desprendimientos habidos a primeros de año, puede que provocados por un exceso de instalaciones para explotación comercial, de la montaña,  fueron depositados por separado en La Explanada de los Avistamientos OVNI.

Ahora  se ha retirado tierra,  y a la llegada  resulta pintoresco contemplar un apiñado de gente en pie sobre una cresta remanente, asemejando quienes en cantidad sobre la misma imposibilitan nuevas incorporaciones. A la multitud de personas que subieron al muro divisorio de Berlín tras el cese de su función divisoria, decidido por  Gorbachev  ayudado por Los Señores del Cielo.
.
Fue la noche del 9 al0 de Noviembre de 1989, viernes, no de dolor sino de la alegría consecuente, víspera pues del  smbólico11 del 11, alegre también por correspondiente a la fecha aniversario de la firma del Armisticio ó Diiktat de la primera Guerra mundial en 1918

Los minutos coinciden en todo el planeta Tierra con independencia de las franjas horarias en las que residen sus habitantes, por lo que se leen igual en todos los relojes de muñeca que ciñen al pulso vital, siendo en cierto modo mas globalizadores que la propia. Hora

Veintiocho, el enigmático minuto, del inicio y final del Gran apagón de New York, costa nororiental de los USA y Canadá, porque a las  5,28 p.m. ó 17, 28, previo a dicha noche, se paralizó el suministro eléctrico, produciendo un caos que duró 12 horas exactas, es decir, hasta las 5,28 de la madrugada siguiente, coincidencia imposible considerada mediante cálculo de probabilidades. Intencionadamente representado por Spielberg en la Película Encuentros en la Tercera Fase, secuencia en la que se dice "Ya pueden ir encendiendo las velas".

Siendo doce  al cubo según escritos considerados sagrados  el consecuente volumen de la cúbica Jerusalén Celeste, medidas sus aristas en estadios con supresión de ceros. Resulta que 12x12x12= 1728,  y son justo las cifras de la hora y fracción indicada como de inicio del referido Blackout de N.Y. Todo un mensaje de Los Ángeles Extraterrestres asociable al concepto de la Capacidad de la Jerusalén Celeste, lanzado a todos los corazones.

 

MULTICOLOR

En Montserrat este 11/10/2009, poco antes de comenzar la reunión se ha visto un trazo plateado indicativo hacia el Oeste que, aconsejo adoptar como marco referencial preferente, y hacia el que se  ha dirigido  el primero, iniciada la conversación, análogo aunque más potente.

Recordando de viva voz el pensamiento poético: Todos juntos a la vez, brillaremos mucho mas, en la Gloria de ese AMOR que por Siempre lucirá.. Nada mas comenzar surge con rotundidad un trazo vertical de bello color rojo que desciende partiendo desde bajo el comienzo del  anterior.

Comento que al carismático Presidente Obama, sobre quien se han manifestado  los OVNI cuando discursa, dos veces según YouTube de Inernet, curiosamente le van a dar el Premio Nobel de la Paz la víspera del próximo11 del 11.

Aparece otro trazo análogo de color verde que se pierde tras quienes se hallan de pie en la indicada elevación terrosa. Luego otro de color naranja , descendiente y paralelo al precedente y a continuación otro plateado oblicuo hacia el NO.

Siendo el día de la Hispanidad y de las Fuerzas Armadas, preservadoras de la Paz aún a costa de utilizar otros medios, como definiera políticamente la Guerra, el militar prusiano Carl Von Clausewitz. Justo al aludir a los auténticos valores castrenses. Surge al instante un trazo plateado vivísimo vertical sobre la zona Ecos de Montserrat.

Finalizada la reunión, nuevamente suena un aplauso espontáneo de los presentes.

De retirada, una señora que dice ser búlgara, habiendo vivido en Portugal, según revela su acento y que ha subido con su paisana Nadia, del blog Bulgaria Misteriosa, compañera del fallecido Ocultista, Ufólogo y Escritor, Manuel Seral Coca. Me asegura haber visto mientras hablábamos del Grial:  Por sobre la central de tres rocas que se alzan sobre nosotros y me señala. Una luz blanca difusa, suave y agradable, no proveniente de láser o linterna alguna.

Luís José Grífol.