11-11-2009 Montserrat, Avistamientos múltiples.

 

La fecha parecía idónea, como presagiadota de lo que debía acontecer.
Como en cada ocasión, después del café de rigor en el hotel a pie de Montserrat, nos dirigimos hacia la explanada en donde Luís José Grifol cada 11 nos trae las novedades ufológicas y se rememoran los sucesos de los días 11, en esta ocasión y debido posiblemente a los cambios en el lugar, Luís se quedó abajo del montículo en donde en otras ocasiones hemos subido para observar los cielos.
Comenzó la charla y los comentarios de forma amena y en unidad, más tarde algunos irrespetuosos intentaron mofarse pero silenciados en gran medida por la multitud que deseaba el diálogo ufológico.

Alrededor de las 12 un luminoso trazo pasaría justamente por el espacio señalado por Luís, un tema que he comentado en numerosas ocasiones, más que tema, una pregunta ¿Acaso Luís gobierna los meteoritos o las supuestas estrellas fugaces? (tema recurrente por muchos de los descalificadores del fenómeno de los 11) El trazo fue espectacular aunque he de reconocer que yo no fui testigo de él, pero la multitud clamó emocionada, pero no sería el único, según los testimonios de los presentes y del mismo Luís, hasta ocho confirmaciones en forma de trazo luminoso surcaron los cielos de Montserrat. Pero el gran trazo al que hago referencia anteriormente surgió justamente al mencionar las condiciones de vida de determinadas tribus. No deja de sorprenderme como estas manifestaciones se muestran ante determinadas cuestiones que cuando uno las piensa y medita con detenimiento se da cuenta de que son de suma importancia.
No son pocos los que claman que en Montserrat ya no se ve nada, pero lo cierto es que cuando se ve, así se dice y cuando no, también. Lo cierto es que estos encuentros siguen vivos y con renovadas manifestaciones de quienes Luís José denomina “Los de Arriba”

No en pocas ocasiones me he preguntado si el fenómeno del avistamiento en realidad no es algo personal más que colectivo.
A la vuelta a mí domicilio, tres buenos amigos me comentaron que al regreso fueron testigos de algo anómalo en el cielo, muy probablemente lo que denominamos OVNI y muy posiblemente el fenómeno del avistamiento pueda ser algo colectivo pero más detallado cuando se sucede de forma personal.

Fran Recio (23-11-2009)

A continuación expongo el comentario de Luís José Grífol de su propio puño y letra:

Esta  noche y de  madrugada, en Montserrat hemos avistado Ovnis unas ocho veces. A un joven que no cesa de perturbar porque a mi lado habla a gritos y ríe histriónicamente. Se me ocurre  inducirle a la compostura, diciendo que Los de Arriba también tienen sentido del humor y que quizás si caminando por la carretera hacia Can MaÇana solo, en propósito acortar distancias, pues aproximarse a ELLOS es su deseo manifiesto, quizás pudiera ser que  les caiga bien. En ese instante se produce un avistamiento OVNI, tan fuerte por bajo y próximo de derecha a izquierda hacia el sugerido lugar que, deja a todo el mundo impresionado. Le propongo que contraste opiniones y recopile detalles de lo avistado por quienes nos rodean, y cuando al poco, trato de seguir dialogando con  él, me dicen que se ha ido de la reunión.

Luís José Grifol.