11-9-2008 Velada para la reflexión.

Como cada día 11 volvíamos a reunirnos en la explanada cercana al monasterio de Montserrat.
Nos mueve un mismo interés, el interés por una ufología que aparece en auge con más y más casos por todo el planeta, irlos contabilizando en su totalidad ocuparía decenas de artículos. Todos acudimos hasta allí buscando ser testigos de alguna manifestación, y estas cuando aparecen son claramente diferentes de las manifestaciones naturales y la exclamación se hace inevitable.
En los últimos meses muchos hemos podido ser testigos de trazos y efectos lumínicos desconocidos e incluso en varias ocasiones estos han sido captados por las cámaras de televisión.
Pero a pesar de acudir movidos por estas manifestaciones, no siempre se hacen notar, aunque en mi opinión no demostrable, a veces siento como si desde algún lugar, como si desde algún punto del cielo nos estuviesen observando,  pero en esta velada no hubieron manifestaciones, sin embargo esta ocasión no dejó de tener un interés especial, Luís José Grifol nos comentaba acerca de estas noches en las cuales “los de arriba no se manifiestan, apuntando que son jornadas donde podemos reflexionar acerca de los últimos acontecimientos sobre los cielos de Montserrat y comentando sobre ufología en general.
Durante la charla de Luís, agradecía y animaba a todos aquellos que difunden la realidad de los fenómenos que se suceden en Montserrat, el hablar y difundir estos casos ayuda a que se conozca una realidad que cada día 11 y en otros muchos días nos mueve a acercarnos hasta esta montaña mágica que desde luego y por meritos propios podemos considerarla como uno de los enclaves OVNI de España y por que no decirlo, del mundo, y el tema de la reuniones de los días 11 uno de los fenómenos y encuentros ufológicos de más importancia en la actualidad y desde hace ya más de 30 años.
Luís nos hizo un repaso de los últimos casos, y de cómo estos aparecen ante cuestiones de suma importancia, como confirmando aquellas cuestiones especiales, nos recordó una gran manifestación justo en el momento de hablar del componente espiritual del ser humano, como confirmando que de todos los componentes del ser, el espiritual es el más importante,  y otras diferentes manifestaciones y confirmaciones ante cuestiones como la peligrosidad del arsenal nuclear, también de la gran importancia de los niños.

La velada se presentaba nublada y amenazante de lluvia, pero a pesar de ello nos concentramos en la explanada con nuestros oídos prestos a escuchar los comentarios de Luís y de todas aquellas personas que expresan su sentir en torno a cuestiones ufológicas y nuestras miradas puestas en el cielo.

En esta ocasión fui acompañado por Raquel Abad, investigadora y admiradora de Luís quien no dejó pasar la oportunidad de fotografiarse con él.
Ambos estuvimos en todo momento pendientes de los cielos esperando una posible manifestación.

Más tarde el cielo se comenzó a despejar y a cesar la amenaza de lluvia, algunas personas acudían por primera vez y manifestaban sus inquietudes al respecto de la ufología, por suerte y como sucede en la mayoría de las ocasiones la velada transcurrió de principio a fin sin incidentes producidos por aquellos pocos que sin tener nada mejor que hacer acuden estos días con ganas de mofa, como ocurrió lamentablemente el mes pasado.
Echamos de menos a Manel Luís Tatjé, investigador ufologico habitual en estos días, pero allí pude saludar a otros colegas investigadores, Mª José, Miguel y otros tantos que como yo acudimos movidos por un mismo interés.
Durante la charla que dio Luís, una pregunta me surgió y se la expuse, el por que últimamente ha habido tantas manifestaciones incluso ante las cámaras de la televisión e incluso para programas que después no tratan la ufología con rigor e incluso la tratan de forma jocosa y a pesar  que “los de arriba” no están para dar espectáculos, se manifiestan también ante ellos, su respuesta, clara y contundente: “es por algo” está claro que se manifiestan para darnos un toque de atención, muy posiblemente nos encontremos en un momento muy especial y “algo especial” se avecina, tal y como apuntan muchos investigadores ufológicos teniendo como referencia la gran cantidad de casos OVNI acaecidos últimamente.
La velada trascurrió sin avistamientos, pero fue una agradable velada de reflexiones, dándose por finalizada alrededor de la 1:30 de la madrugada.
Como siempre mis agradecimientos al anfitrión, Luís José Grifol y esperando volver a encontrarnos el próximo día 11 en Montserrat.

Momentos de la charla de Luís José, velada del 11 de septiembre del 2008.
Como siempre gran cantidad de personas acudieron hasta esta explanada movidos por el interés OVNI.

Una velada sin avistamientos, momentos para la reflexión sobre los últimos casos y exposición de diferentes cuestiones ufológicas.

 

Fran Recio (20-9-2008)