Esta noche del 11/1/2014 la hemos tenido pasada por agua, con cielo encapotado permanentemente pues no se ha abierto ni por un instante. Lo hemos aprovechado para intervenir en la continuación de una película destino la Universidad de Barcelona, dirigida por Cristina Algarra. Primero en el vestíbulo, e interior del hotel Bruc y luego en la Explanada de los Avistamientos, a plena intemperie con focos atenuados durante todo el tiempo restante, por haber consentido los presentes, dado que no podíamos ver el cielo y por ende los posibles OVNI luciendo sobre el mismo.
La señora KNme escribe amablemente al mes, acerca de la reunión:
Lo sucedido en Montserrat la noche del 11/2/2014 que, entre otras cosas resultó ser lo siguiente:
Acudieron solo unas veinte personas, entre las que se hallaba María Molina, más otras cuatro  señoras y  Jaime Silvestre, y un resto de interesados por el tema OVNI, que completaban esa cifra Se respiraba un ambiente calmo y agradable entre gente educada.
Hacía una noche extraordinaria,  aunque con mucho frío asociado a una atmósfera limpia, por lo que se veían con absoluta nitidez las constelaciones que asomaban impolutas e irisaban a cada cambio de temperatura con brillantes colores.
Llegados a la Explanada se iniciaron charlas personales, una de las cuales finalizó al poco de iniciada debido a la baja temperatura.
Al conformarse grupos más numerosos en función del interés que despierta el tema OVNI que tratábamos, consideraron algunos que, quienes se aproximaban provenientes de otros irrumpían indebidamente  en el suyo, provocando algunas tensiones. Como sucedió cuando, aludí a los Extraterrestres de moda,  los hijos de Annu o Anuunakis, y al explicar una historia, en voz algo más fuerte, para cortar a un mal educado que trataba de interferir, diciendo: “ Los Igigi volverán”  y serán muchos, si acaso no estaban aquí ya”. Prosiguiendo el relato, cuando por segunda vez  expresé: “Los Igigi volverán”, asomó a mi espalda según los que lo vieron, lo que calificaron de enorme trazo luminoso. Unos decían como un boomerang azul, otros como una bola roja…., de forma algo distinta, y en eso todos empezaron a abrazarse, y uno arrodillarse…, incluso exclamando:  Los Igigi VOLVERAN, se ha confirmado!
No me di la vuelta para restar importancia a estas palabras que acababa de pronunciar, pero no hubo forma de que algunos se controlaran.
No entiendo por qué la gente pierde el tiempo solo con asuntos llamativos pero dudosos por no comprobados.  Ignorando por ejemplo lo que  cada noche acontece por Montserrat y alrededores, con luces bellas pacíficas e inteligentes, correspondientes a otra forma de existencia que no necesariamente ha de bajar de los cielos, sino viajar desde otros universos dimensionales, cual muchas otras existencias consideradas extraterrestres, pues las hay infinitas.
Antes de irme cinco minutos más tarde, insistí en que en ningún momento asociaran nada a mí, que procurasen más en hacer el bien en la Tierra y dejaran a un lado la idolatría a dioses,  personas, animales, o cosas, porque eso sería como repetir la Historia una y otra vez en caso de comunicación directa, una historia equívoca,  así como repetir el mismo error por el que hoy sufrimos todos, justos y malos.
Las masas son un monstruo sin cabeza..  Radicalmente distinto a la individualidad del ser.
Igi (Igigi) reduplicado, toma fuerza con el significado traducido como : Los Vigilantes los que observan; en algunas escrituras como Los Ángeles de DIOS, es decir ELLOS, aquellos que sirvieron a un propósito hace eones en la Tierra y ascendieron después para morar allí… Otras informaciones asoman afirmando que rompieron un pacto, mezclándose con los hijos-hijas de la Tierra.
Es relevante reflexionar sobre esto último, porque en una misión con reglas muy determinadas y estrictas, fue un acto controlado, fundamentado en la mejora de una especie. La fuerza de los Igi ayudaría a superar trabas a los hijos de la Tierra, sabiendo estos primeros lo que se avecinaba según la agenda en la colonia Tierra.
Por lo tanto, los Igigi no son Nephilim, ni son Annunakis como muchos argumentan según el libro de Enoch, la Biblia, el libro de los jubileos, escrituras varias, etc…  No son Extraterrestres medio Humanos, sino otro tipo de Extraterrestres que actúan de otra forma muy distinta a la que ideamos o tenemos información, según distintas fuentes y estudios de investigación.
KN

Luís José Grifol ©2014