No cabe duda que uno de los enclaves referentes en torno a la ufología es Montserrat, concretamente las reuniones que cada día once de cada mes propone el contactado Luís José Grifol, quien ya lleva años acudiendo a pie de esta montaña mágica, conduciendo a quienes hasta allí nos acercamos para compartir inquietudes comunes en torno a la ufología, un tema que ha pasado de ser “comidilla” de unos pocos. Hasta dar el salto a los programas más serios de televisión y a otros sistemas de divulgación.
A lo largo de años incluso las cámaras de video han sido testigos de lo que sucede en Montserrat, grabando con sus ojos electrónicos extrañas luces con movimientos imposibles incluso para una tecnología avanzada. En los últimos meses hemos añorado la presencia del contactado y conductor de este evento, Luís José Grifol, sin embargo es de elogiar que no acuda cuando las inclemencias del tiempo son adversas y puede haber peligro para los asistentes, a pesar de ello y tras un vacío de crónicas once, el presente escrito rememora que han sido muchos los avistamientos, confirmaciones con trazos luminosos a preguntas planteadas especialmente por Luís, un fenómeno que a mí juicio es muy personal, y “Ellos” eligen, no nosotros, de tal manera que el avistamiento se da, cuando Ellos lo consideran oportuno, quizá por motivos que nosotros no alcanzamos a comprender.
Siempre hay primerizos en estos encuentros y precisamente para ellos decir que se tratan de reuniones nada sectarias, donde cada uno libremente expresa su opinión y aquello que siente. A lo largo de los años Luís a pesar de ser un contactado y un entendido en esta materia, ha pasado también a estar para mí considerado como un buen amigo, pues su talante y su siempre disposición a atender a quienes acuden por primera vez o tienen preguntas al respecto, siempre trata de buena manera y gana.
Para quienes encuentren a faltar crónicas de meses pasados pueden acceder a otras crónicas anteriores para darse cuenta de lo grandioso de estos encuentros. El próximo once nos volveremos a encontrar nuevamente a pie de Montserrat, tras el café de rigor a la espera de lo que se tenga a bien acontecer, dar las gracias a Luís José Grifol, por su entereza y disposición, por siempre estar ahí.
A continuación expongo un artículo firmado por él, que encuentro de un gran interés:

Fran Recio. 5-2-2017

Philipp Jundt

El desarrollo cerebral ayuda a cada cual a seleccionar bien el instrumento. Profesor de música en Suiza, es especialista en flauta, pues escuchando a muchas orquestas se aficionó a ella, ya que considera que tiene un sonido parecido al de la voz humana y resulta absolutamente bello.
Posee una de oro  como en su día Roy Etzel su trompeta, para interpretar su éxito El silencio.
De joven amante de la jardinería, estudió luego Economía con la matemática precisa para obtener en ella verdadera eficacia. Practicó luego así  la flauta, sin ruidos ni excesos de fuerza, una hora diaria a base del fluido circular continuo de expeliendo el aire sin interrupción.
Su empeño ha sido en convertirla en instrumento principal como solista. Hay que dominar al instrumento, si bien mucha rigidez y presión académica, en la interpretación merma la expresión que el propio corazón emana. De muy pequeño se interesó por ella cuando tuvo ocasión de asistir a muchos conciertos en Suiza con buenos flautistas en los que pudo escuchar con admiración a grandes virtuosos, cuyas facultades le entusiasmaron.. Aprendió de grandes maestros, incluidos sus padres, quienes merced a una situación holgada, se lo pudieron proporcionar. Considera que la música es la que te elige para que la adoptes como filosofía de vida.  A los jóvenes les atrae asombrar interpretándola rápido en plan efectista, pero eso no es lo esencial.
Cabeza, alma y cuerpo,  en un buen balanceado, confieren  el propio estilo interpretativo.      
Considera que Weimar es un fantástico lugar para la música clásica, en la que uno se puede familiarizar con ella.. En el que se encuentra la estatua doble de bronce original, dedicada a Goethe y Schiller, las dos grandes figuras de la literatura alemana, de la que existen diversas réplicas en lugares de diversos países como  en Estados Unidos de América.

Johannes Brahms (1833-1897) Compositor y pianista alemán del romanticismo. Se le considera el más clásico y conservador de los compositores románticos. Influenciado por Mozart, Haydn y particularmente por Beethoven. Considera su obra como extremadamente meditada.

Franz Peter Shubert, compositor austríaco (1797-1828) muy prolífico, a pesar de haber fallecido antes de cumplir los 32 años. Este es el predilecto de. Philipp Jundt, quien opina que el mejor tono es según la imaginación para percibir el amor, según los propios logros sensuales.

Ha vivido en Corea nueve años y volverá, pues existe la libertad de estilo, que permite ser uno mismo. Los coreanos están muy dotados para la música. La flauta y el piano combinados pueden escucharse  muy bien. Corea apunta al mercado global.

 

Luís José Grífol
6/1/2016