El cielo brilla diáfano, y  abunda la oscuridad en tramos de carretera y urbanizaciones colindantes evocando épocas arcaicas. A muchos les fascina, según  expresan. Instando también a mantener en silencio para no romper ese encanto y la posibilidad de que cada cual lo perciba a su manera sin interferencias. No como boca del lobo sino apacible remanso de la Naturaleza.

Nada amas salir del coche llegados s la Explanada se oyen exclamaciones de quienes han avistado lo que describen emocionados, sorprendidos y con lujo de detalles. Indican que han sido sendos trazos luminoso plateados, convergentes hacia Montserrat, uno de ellos, con apariencia de remolino. Recuerdo el consejo de que en propósito de procurar contactar con ELLOS, dar preminencia a la montaña.
A quienes he guiado, para que no se extraviaran, caminando hacia la Explanada pues a pesar de ser lunes laborable, la nutrida concentración de vehículos, normal desde decenios, nos ha obligado a situar alejados los nuestros. Ya caminando hacia el altozano, les explico y prevengo que la impresión que produce ver OVNIs  depende de sus Gobernantes quienes dosifican: intensidad, proximidad, coloraciones, sonidos y ventiscas, cuando pasan raudos y hasta rasantes para impactar a los testimonios. Precisamente en el Giro de Italia que se disputa, un helicóptero de los que transmiten imágenes para televisión se acaba de aproximar tanto a los corredores que su remolino de aire casi ha desestabilizado a varios, quedando cercanos a engrosar la lista de sus excesivas víctimas.
Han acudido nuevamente grupos de estudiantes de diversas universidades y  centros de formación, complaciéndome poder estrechar de nuevo la mano a don Manuel Delgado Ruiz. y a los estudiantes.

Mientras, filman nuestra conversación en el interior del hotel Bruc y posteriormente en su misma escalinata. Aconsejo a todos, que lean y mediten sobre el Kybalión,  documento del siglo XIX que resume las enseñanzas del hermetismo, también conocidos como los siete principios del hermetismo, así como los libros de Erich von Däniken, cuyos títulos aluden a los Dioses. También la filmografía de Steven Spielberg,  Plenamente confirmada en el cielo su conveniencia por nuestros Superiores, para mejor entender su esencia.
A propuesta de varias personas optamos por en silencio para tratar de captar esos encantos, previa una petición a ELLOS de hacer algún tipo de señal a su elección para contentar a bastantes que suben por primera vez. La impresión nocturna de quienes desean conectar físicamente con lo desconocido relativo a los Señores del Cielo, la mitigan tendiendo a entremezclar bromas en la conversación, que los veteranos frenan con argumentos convincentes. Recuerdo que en la seria austeridad de la milicia, no se estilan los aplausos,
En ese instante, un OVNI encendido de verde esmeralda fluorescente, con dos rastros del mismo color, más un núcleo azul turquesa tendente a un blanco purísimo fluctuante precioso, se ha desplazado a baja altura, desde el eje teórico del perímetro visible del macizo montserratino, hacia el tramo de carreta que desciende hacia Manresa. Ha realizado una trayectoria horizontal con leve ascenso, nada menos que de cuatro palmos de la mano extendida, tal como les había pedido en nombre de todos, con su beneplácito.  La multitud alborozada  arranca espontáneamente a aplaudir con frenesí de entusiasmo y varios asistentes se abrazan.  
A los que no tragan esta impresionante verdad, o tienen sus compensaciones por generar desconcierto, solo les cabe decir para no ceder, que no lo han visto, y si les apuras, porque estaban mirando hacia otro sitio.
La gente se está mentalizando y se palpa en el ambiente una convicción, pues canales como Discovery Chanel emiten durante horas una tromba de casuística ufológica con todo lujo de detalles equivalente a lo que quienes investigamos la casuísticas del Tema OVNI, nos ha costado recopilar, vivenciar y aprender  más de media existencia en esta vida. Tal como si ya existiese fecha y forma de comunicado para este mundo, que no estamos solos, pues ELLOS se hallan aquí entre nosotros, y desde que nos crearon.
El cineasta José López Espinosa, autor del largometraje OVNIS EN EL BARRIO, que se estrena en el cine Maldá, sito en la céntrica calle del Pino , 5 de Barcelona, el 15 del presente mes de Mayo con pases diarios a las 8 de la tarde, ha estado con nosotros vivenciando este relato, y a los dos días me escribe lo siguiente:
Muchísimas gracias Luis. Agradezco de corazón tus palabras. Que increíblemente hermoso es lo que explicas.
Se avecinan cambios Luis. Cuando acabe todo esto de mi peli me subo a Montserrat contigo a compartir y escucharte, a admirar el firmamento en tu presencia y escuchando lo que dices. A abrir espíritus. Y a esperar las luces admiradas....

Al día siguiente Francisco Recio,  amablemente me propone que le remita la Crónica de lo acontecido en la Explanada montserratina de los Avistamientos OVNI, para publicarla como de habitual en su apreciada página web: franrecio.com respondiéndole lo siguiente:

 

Resultó apoteósico: He pedido a Josep Guijarro, a José Antonio Roldan y ahora a ti mismo, ayuda para difundir lo acontecido puesto que los Ángeles Extraterrestres escribieron otra página memorable de los Contactos Mental visuales en Montserrat. Que os hagáis con relatos de gente de vuestra confianza que vivenciaron la sorpresiva e imponente respuesta de ELLOS, a la ambiciosa petición de una trayectoria en el cielo, de cuatro palmos horizontales de la mano extendida en dirección a Venus, partiendo desde sobre el centro de la montaña, según propuse y convine previamente con todos los presentes, y que ELLOS al final nos otorgaron exactamente y con creces. Cuando,  agotado estaba y a punto de desmayarme por no haber comido apenas, y haber hecho muchas cosas durante el día. Sucedió de pronto, cuando in extremis, para no caer o tener impropiamente que echarme en el suelo, hallándome apoyado con su consentimiento sobre algunas personas que tenía justo a mi lado. Quizás por conmiseración, nos concedieron lo solicitado.

Su encendido lo hicieron  fluorescente verde esmeralda con extenso rastro doble más tintes plateados y azul turquesa en el centro.

Al momento la multitud arranca un fuerte aplauso espontáneo cuyo estrepitoso  ardor es amortiguado por los respetuosos comentarios quedos de quienes han sido recién iluminados y que ya no lo olvidarán. Por más tiempo que transcurra tras que avenga de nuevo la calma, portando el regalo celeste de un nuevo hallazgo sin par.
A continuación con sus respectivas respetables interpretaciones, algunos verbalmente aseguran que volverán el próximo mes, esperanzados en poder seguir devanando a su aire la madeja del misterio de las naves que se materializan provenientes de otra dimensión según les aseguro. Ha sido una humilde aunque indiscutible  demostración de Contacto Mental Visual con las Inteligencias del Espacio.


Luís José Grífol
12/5/2015