Este pasado 11 no pude acudir al habitual encuentro en Montserrat, pero a pesar de que en esta ocasión no hubo avistamientos destacables, siempre es grato el poder conversar sobre el tema ufológico y saludar a los amigos.
Como ya es habitual Luís José Grifol me ha enviado su resumen mensual, a quien siempre he de dar las gracias, ya que mes a mes y con energías renovadas nos mantiene al tanto de las novedades ufológicas y rememora casos pasados.
En esta ocasión y desde aquí mandar un saludo a mí buen amigo Miguel Dávila, quien se desplazó desde Zaragoza para acudir a este encuentro, quien me ha comentado la grata impresión que le causó este encuentro.
Lo mejor será dar paso a la crónica de Luís.

Fran Recio (27-9-2011)

 Carta a Luís José Grifol:  
 
Apreciado Luís José:

Disculpa que ayer no me presentase según te avancé, estuve muy atento a tus palabras y disfruté de tu comedimiento al explicarte, fue una noche muy bonita e interesante.
Me permito enviarte algunas fotos, aunque no evidencian ningún avistamiento, creo que tienen su poesía y son el recuerdo de una noche fantástica

Josep Mª.

Esta noche no hemos visto nada de tipo ufológico, porque, a diferencia del mes anterior en que nos hallábamos en penumbra, siendo hoy antevíspera de  luna llena  justo sobre Montserrat según nuestra perspectiva, nuestro satélite despliega tal manto de luz sobre la misma, que casi ni se ven  sus rocas y tampoco las estrellas, porque reverbera en una neblina alta que cubre casi todo el firmamento y nos las vela.

Tras comentar como siempre la actualidad ufológica internacional. Abundamos en lo que sucedió el once anterior, analizado un posible engaño a base de globos con luces LED en su interior, según han dicho algunos que dicen haber visto lanzar hasta cinco.
Pero también hay que leer todos los comentarios y expresiones verbales en directo vertidos en Internet, que lo ponen en entredicho. Así como analizar todos los fotogramas de las filmaciones y también compararlas con las de siete días después de luces análogas sobre  la provincia de Tarragona y otras del extranjero de fechas próximas.

Al vernos muy bien las caras. cada cual se  ha emplazado en su lugar, reprimiéndose las faltas de respeto entre reunidos y  las estridencias.. Todos se han dado cuenta de que con infantilidades y alardes de ignorancia, no se puede ir a parte alguna sin ser excluido del diálogo por la gente cabal y medianamente formada. Se ha logrado cohesión entre el auditorio y contenido las salidas de tono. Ganando en interesantes exposiciones de particulares, intercambio educado de  puntos de vista y experiencias, que a una mayoría parece haber satisfecho.

Luís José Grífol